Elementos de un buen diseño de jardín

Un buen diseño no necesita de muchas cosas para sorprender. La simplicidad a menudo es la regla de oro, sin embargo, depende de la intención del diseño para escoger los elementos que lo compondrán.


Diseñar se trata de crear patrones y reunir diferentes elementos en base a un concepto.

El conjunto de estos elementos deberá representar de manera sugerida el concepto del diseño, es decir, si mi intención es representar el balance y la armonía, entonces escogeré elementos que representen estos dos conceptos abstractos ya sea por su color, su forma o bien algún elemento que claramente los identifica.


La mayoría de los diseños son el resultado de la mezcla de la combinación de plantas y elementos duros, de manera que a medida que uno se aleja, el diseño se hace más ameno.

Lograr la armonía entre los elementos del diseño va a depender de la cantidad de materiales duros a escoger y la cantidad de elementos vegetativos, si se exagera en esta escogencia se puede caer en el error de alterar el balance armónico y estético.


También debemos tomar en cuenta la textura de los elementos, ya que ésta, nos ayuda a “leer” visualmente lo que deseamos transmitir a través de los sentidos.


Por ejemplo, la combinación de ladrillos con pinos se da muy bien para un diseño en una cabaña de montaña, pero no así, para el patio trasero de una cafetería estilo parisino.



Al escoger los elementos estamos dando forma y vida a nuestro concepto, estos elementos combinados, son los que finalmente proyectarán el “clima” de nuestra creación.